TP 2 : DÍPTICO FOTOGRÁFICO

BIFURCADA

 

Tema: La cara que mostramos al mundo y la que solo vemos nosotros, la verdadera. El título es claro y hace referencia al diferente mensaje que envía cada fotografía, pese a ser dos mitades de una misma. Se trata de las dos caras de una persona, la que sale a la luz; y la que permanece en la oscuridad. La parte que creamos para exponer al exterior se adecua a lo establecido por la sociedad. A su vez reprime y oculta a la otra; que es salvaje, desconocida.

Significado denotado: Roland Barthes define al significado denotado como los elementos explícitos en la imagen. Al dejar constancia de estos elementos (tales como composición, forma, colores, tamaños) debe hacerse sin darles ningún tipo de valoración u opinión.  A continuación se hará una descripción literal de lo que se ve en ambas fotografías:
Las dos fotografías que componen al díptico, son dos mitades (divididas por la mitad del rostro del personaje). En la fotografía nº1 se distingue la silueta de una mujer de pelo largo, en el margen derecho de la fotografía. No se puede ver su rostro ni la expresión en él, puesto que está oculto en la sombra. Solamente una línea de luz ilumina el puente y el dorso de la nariz, y los labios rojos. El pelo está suelto y despeinado. La cabeza está ligeramente inclinada hacia la izquierda.
En la fotografía nº2, el personaje ocupa todo el margen izquierdo y se recorta del fondo gracias a la luz. En este caso se pueden ver las facciones del personaje: Tiene el ceño levemente fruncido, mira al frente y la boca está torcida con la comisura hacia abajo. La postura es recta, el cuello está muy estirado y tenso. El personaje tiene el pelo recogido parcialmente y de forma prolija.

Significado connotado: Opuesto al significado denotado, Barthes explica al significado connotado como los mensajes no explícitos que aparecen en la lectura de la imagen. El autor clasifica estos mensajes según los denominados seis procedimientos de connotación: Trucaje, pose, objeto, fotogenia, esteticismo y sintaxis.
A continuación analizaré la fotografía, siguiendo estos procedimientos.

  • Trucaje: Consiste en alterar la fotografía para dotarla de un significado o resaltar uno ya existente. En el caso del díptico, resalté mediante herramientas de edición, la ya acentuada diferencia que la luz proporcionaba a la parte izquierda y derecha de la cara del personaje. Subiendo un poco el brillo en la fotografía nº2. Y oscureciendo todavía más la fotografía nº1. Para que, una al lado de la otra, la diferencia resultara todavía más impactante.
  • Pose: La pose del sujeto en una fotografía (buscada por el fotógrafo, o captada en un instante fugaz), dota a la fotografía de un significado. En la fotografía nº1 el sujeto se encuentra con la cara levemente girada hacia la izquierda. Con este gesto apenas perceptible, oculta la mitad de su cara de la luz que alcanza el resto de sus facciones (fotografía nº2). En ella, el sujeto mira hacia el frente de forma completamente seria. La rectitud en la espalda, las facciones contraídas, la actitud impersonal, distante, asemejan al sujeto con un robot.
  • Objeto: El objeto se refiere a lo que éstos, presentes es la fotografía, aportan en su significado simbólico. A través de ellos se pueden crear nuevos significados, o reforzar mediante rápidas asociaciones, otros ya existentes.
    En esta fotografía se puede tomar como objeto a la forma en la que el pelo del sujeto está arreglado. Mientras que en la fotografía nº2 el cabello se encuentra semi-recogido, prolijo; en la fotografía nº1 está suelto y despeinado. Sin embargo, es el color del pelo (lo único iluminado en la fotografía nº1) el que permite al espectador reconocer al sujeto de la segunda foto, en la primera. Los une. La misma función cumple el color rojo de los labios, que también puede verse en la fotografía oscura.
    A su vez, el maquillaje funciona como alegoría a la máscara que supone esa cara perfecta, creada para ocultar la existencia de esa parte más profunda y reprimida.
  • Fotogenia: Técnicas de iluminación, de encuadre, decisiones estéticas que dotan a la fotografía de algún significado. Para este díptico, busqué una puesta de luces que permita que la mitad del rostro del personaje esté iluminada y la mitad completamente en sombras. Esta puesta de luces fue la que permitió representar de forma visible el concepto de “las dos caras” que elegí como tema. En cuanto al encuadre, la foto dividida por la mitad, dejando la leve línea de luz en la fotografía nº1 identifica a ambos personajes como uno. El plano pecho permite distinguir la postura del cuerpo (distinta en ambas fotografías) sin que la expresión del rostro se pierda ni quede muy lejos.
  • Esteticismo: Cuando el fotógrafo busca, mediante un código de colores, una técnica, la pose o los objetos usados,  remitir al espectador a una escena antes plasmada en una pintura. Con el fin de dar a la fotografía un significado que aparece al asociar ambas obras. En este caso no está presente en el díptico.
  • Sintaxis: Se trata de una fotografía que forma parte de una serie y así, cobra un nuevo significado. Al ser un díptico, estas dos fotografías son un claro ejemplo de este recurso. Individualmente tienen significados que solo se entienden cuando se las ve como un conjunto. Al verlas juntas, se termina de crear esa idea de polos opuestos, de un mismo personaje partido al medio. Interior y exterior. Oscuro y visible. Velado, develado. Significado que queda explicitado por el título del díptico.

Estilo: El plano pecho, el personaje que se construye mitad y mitad juntando ambas fotografías, el contraste de luz, la cantidad de vacío a los costados del personaje. Son decisiones estéticas que tomé para reforzar el tema del díptico.

Valores Técnicos (se trata de una misma foto dividida en dos, por lo tanto los valores corresponden a ambas fotografías):
F: 6.3
Velocidad de obturación: 1/13 Seg
ISO: 100
Distancia focal: 32 mm

Cámara: Nikon D3200

 

Anuncios

TP 2: BANDA SONORA

La banda sonora aporta al díptico el contexto en el que suceden. El díptico habla de soledad incluso estando con otra persona en un lugar público. Y la banda sonora conformada de gente hablando y transitando la vereda en la que ellos están sentados, refuerza esta soledad interior y no física. Están rodeados de personas que charlan alegremente, en movimiento, sumidos en sus rutinas cotidianas. Pero por dentro los separa una burbuja desde la que se abstraen de esto que los rodea (incluso el uno del otro).


TP 2: DÍPTICO FOTOGRÁFICO

Solos juntos

Tema: El tema tratado es la soledad. En la primera imagen la soledad se ve retratada por el hecho de que solo hay un par de pies al lado de un  banco lo cual indica que esa persona está sentada ahí, tal vez esperando a alguien o no. La postura desganada, la falta de colores y brillo, conforman una imagen de tonos oscuros y tristes, cansados.
Pero al ver la  segunda fotografía (la cual se trata de un plano más abierto) nos damos cuenta que el personaje de la primer foto, no estaba solo. Sino que está con su pareja. Pero la postura encorvada, ligeramente reclinada hacia atrás, las rodillas y hombros apuntando al frente (completamente opuestos a la postura de él, que está de perfil a la cámara para enfrentarla a ella por completo), la mano entre las mismas y la otra con la que aparentemente lo toca, oculta a la vista (podemos suponer que la tiene apoyada en su pierna, pero también que está apoyada en el banco sin tocarlo). La sonrisa forzada, congelada en la parte del rostro que se puede ver. Son indicadores que ella está distante, en otro lugar, ausente. Están juntos físicamente pero ella no está entregada de la misma forma de él que parece mucho más cálido y sincero en su postura. Ella está sola aun estando con él. Y su ausencia es la que provoca que él también lo esté.

Significado denotado: La primer fotografía se trata de un plano detalle de unos pies ubicados a la derecha. Tienen zapatillas blancas que parecen desgastadas y viejas. Y las piernas cubiertas por un pantalón bordó. Pese a ser colores vivos se ven apagados. El fondo está conformado por el pie de un banco gris y baldosas del mismo tono.
En la segunda fotografía se puede ver a una pareja sentada en un banco a los cuales solo se les ve la cara de la boca hacia abajo. Él de frente a ella, rodeándola con los brazos. Ella de frente a la cámara, encorvada y casi sin tocarlo, sin buscar el contacto físico.

Significado connotado:
Trucaje: Existe trucaje en el color de ambas fotos que conforman al díptico. En la primera, los colores vivos (blanco y bordó) de los pies del personaje femenino están apagados a tal punto que apenas se distinguen del fondo gris. Tampoco hay mucho brillo. Con el fin de crear un ambiente triste, aburrido, melancólico. Mientras que en la segunda foto, se buscó lo contrario. Resaltar a las dos figuras llenas de color en su supuesta pose cariñosa, del fondo gris. Porque pese a estar solos cada uno en su burbuja, también comparten una para el resto de las personas. Están solos estando juntos, pero a la vez mediante esa soledad se recortan del resto del mundo. Porque a los ojos de los que pasan por allí son una pareja realizando una actividad cotidiana.
Pose: Siguiendo a Barthes, quien sostiene que lo primero que notamos ante una lectura de significados es la pose de los sujetos retratados, los ubiqué en posturas completamente diferentes. Ella con las rodillas y hombros mirando al frente (solo el rostro girado hacia él y una mano que podemos suponer que lo toca o no), él con todo su cuerpo girando hacia el de ella, incluso con las piernas flexionadas para que no sea una barrera entre ambos como ocurre con las de ella, y la parte superior inclinada hacia el de ella.
Objeto: El hecho de que estén en un banco, en un lugar público tiene su razón en que para los ojos de los demás (incluso para los de él) la actividad que están realizando se trata de una salida cotidiana, pero pese a esto ella no está cómoda o presente en ella. Generalmente uno como espectador asocia a un banco al exterior como un lugar para sentarse y charlar, compartir momentos, etcétera. Y más si una pareja se encuentra sentada en él.
Fotogenia y esteticismo: En la primer fotografía, la ubicación de los pies, la postura de ambos. El encuadre que pese a ser tan cerrado deja a la imaginación que el paisaje retratado sigue fuera de cuadro donde probablemente haya una sola persona, sentada en ese banco, igual de triste y decaída como la postura de sus pies y piernas.
Sintaxis: Las dos fotos como díptico. Pese a que se contradicen y niegan cada una la situación de la otra foto, se ven vinculadas tanto como por el lugar en el que fueron tomadas (se nota que es el mismo) y por la vestimenta de ella (pese a que en una tiene colores apagados y en la otra vivos). Y como conjunto sirven para retratar la situación de soledad interior. Soledad incluso cuando se está con otra persona o rodeada de ellas en un espacio abierto.

Valores técnicos:
Fotografía 1                                                              Fotografía 2
F: 7.1                                                                        .   F: 10
Velocidad de obturación: 1/80 Seg                         Velocidad de obturación: 1/80 Seg
ISO: 200                                                                       ISO: 800
Distancia focal: 37 mm                                             Distancia focal: 18 mm

Cámara: Canon EOS REBEL T4i

 

TP 3: POSE Y OBJETO

RecorridosDSC_1095.JPG

Tema: Según lo indicado en el cuadernillo de la cátedra, esta parte del trabajo práctico n°2; busca incorporar al cuerpo (movimiento, pose, ubicación, del mismo) para dar sentido a la imagen. Al contrario de lo que se nos viene a la cabeza cuando se nos pide que retratemos algún personaje en nuestra fotografía, decidí poner a los personajes elegidos a una gran distancia en vez de ocupar gran parte de la misma. Esto se justifica con el tema elegido.  Quise retratar un viaje al pasado. Un recorrido a través del tiempo. Pero no visto desde una perspectiva triste o de añoranza, sino con una actitud contemplativa. Como quien presencia acontecimientos de su vida desde afuera. Alguien que se convierte en espectador del mundo, siendo ajeno a él. Ninguno de los dos personajes observa a su alrededor en vez de fijar su mirada en el camino que tienen frente a ellos.

Estilo: Como espacio para la ubicación de los personajes elegí un pasillo con un solo punto de fuga ubicado en el centro de la composición, el cual parece más largo gracias a la perspectiva. Los personajes no miran a  los arboles que indican el final del pasillo, sino una de las estructuras a su izquierda, lo cual refuerza esa sensación de contemplar el paisaje que van dejando atrás y no el camino que tienen por delante.
La falta de otras personas en la foto, el equilibrio en la composición, el movimiento congelado, transmiten al espectador una sensación de tranquilidad, silencio y paz.

Valores Técnicos:
F: 6.3
Velocidad de obturación: 1/125 Seg
ISO: 100
Distancia focal: 35 mm

Cámara: Nikon D3200

TP 2: ESPACIOS

NO ENTRAR, por favorDSC_1097.JPG

Tema: Contradicción. La puerta cerrada con candado, las chapas que no dejan ver el interior, son un claro indicio de no pasar. Sin embargo, el candado tan pequeño, el material calado, oxidado y frágil de la puerta, no indica que ese sea un lugar inaccesible.
Además el hecho de que se trata de una bóveda refuerza ese sentimiento de incomodidad producido por tantos componentes contradictorios. El espectador no termina de entender si se quiere evitar que alguien entre o que alguien salga.

Significado denotado: En la fotografía se puede ver la fachada de una bóveda. La misma, con las paredes muy dañadas. Se ven distintos tipos de revoques, capas de cemento y ladrillos expuestos. La puerta (en el centro de la fotografía) de hierro oxidado está cerrada un candado muy pequeño y reforzada con pedazos de chapa puestos desde el interior. El piso damero está cubierto de polvo e igualmente descuidado.

Significado connotado: La imagen evoca en quien la ve, abandono. Parece como si nadie haya pasado por esa bóveda en mucho tiempo. Mucho menos intentado entrar.
Al mismo tiempo parece pacifico pese al simbolismo de “peligro” o “alerta” que evocan el candado y las chapas de la puerta.

Estilo: Decidí centrar la puerta para darle mas importancia. Ya que de ella parte el análisis temático de la fotografía.
Tampoco quise hacer un gran plano general ya que de esta forma la puerta perdía protagonismo y el tema no era tan claro (Las fachadas de los costados cambiaban y se generaba demasiada contaminación visual)

Valores Técnicos:
F: 6.3
Velocidad de obturación: 1/60 Seg
ISO: 100
Distancia focal: 35 mm

Cámara: Nikon D3200

TP 2: Luz

Imagen 1 (Plano detalle escalera: Foco selectivo):
F: 5.6
Velocidad de obturación: 1/100 Seg
ISO: 16000
Distancia focal: 55 mm

Imagen 2 (Plano detalle escalera):
F: 5.6
Velocidad de obturación: 1/60 Seg
ISO: 6400
Distancia focal: 55 mm

Imagen 3 (Plano detalle escalera):
F: 5.6
Velocidad de obturación: 1/400 Seg
ISO: 6400
Distancia focal: 55 mm

Imagen 2 (Plano detalle escalera):
F: 32
Velocidad de obturación: 1/125
ISO: 6400
Distancia focal: 55 mm

Especificaciones de la cámara:
Canon EOS 80D

TP 1 Apropiación fotográfica

30742479_10212439445921355_2846940963601907712_nANÓNIMO. Foto de estudio. Santa Lucía, Buenos Aires, Argentina. 03/03/1967

Esta imagen la encontré revisando el cajón dedicado especialmente a fotos viejas. Fotos de personas que nos son desconocidas tanto a mi hermana como a mi. Y que al acudir a nuestros padres en busca de un nombre, solo obtenemos relaciones distantes, recuerdos borrosos (“debe ser la prima de mi madre…” “me parece que ese de ahí es el sobrino de una tía mía”).
La mayoría de las fotos que se encuentran allí amontonadas son en blanco y negro, sepia, o cuyo color fue pintado a mano por el fotógrafo. Así que esta fotografía lo que me llamó la atención no fue el impacto visual, sino la actitud de la pareja en ella.
Se ve claramente que es una foto de boda. Una que fue especialmente sacada en un estudio fotográfico para enviarla a conocidos y familiares como recuerdo (o incluso para contarles que contrajeron matrimonio) del hecho. En ella, los novios posan uno al lado del otro con sus cuerpos pegados. Tanto que al espectador le es imposible ver el brazo izquierdo de ella y el derecho de él. Las sombras los recortan del fondo con sus ropas más elegantes para la ocasión. Sonríen.
Pero la rigidez de ambos. Los hombros apuntando a direcciones completamente opuestas (ella a la izquierda; él a la derecha). Sus miradas no se encuentran mutuamente, pero tampoco con las del espectador.
La foto tiene impresa la palabra “políticamente correcta”, “apropiada”. Después de todo no olvidemos que el fin de esta fotografía es enviarla para ser expuesta en paredes, o descansar en estantes, de familiares. Por lo tanto tiene que demostrar la unión de estas dos personas mediante el casamiento, pero contradictoriamente no se los ve así. Es como si el fotógrafo les hubiera indicado que se pongan juntos, lo cual cumplen físicamente; pero nada de esta postura indica que se toquen, que sientan la piel el uno del otro. No parecen estar conectados de ninguna otra forma que no sea la cívica o religiosa.

Por ello decidí que ese sería mi punto de partida. Demostrar que si bien a los ojos del espectador esta pareja de recién casados no demuestra ningún sentimiento de cariño o amor, eso no quiere decir que no exista. Porque a los ojos de la sociedad, pueden ser fríos, apropiados y “medidos” en cuanto a sus muestras de afecto. Pero en la intimidad pueden demostrar el cariño que se tienen.
Para retratar esto en la fotografía voy a usar las sombras proyectadas en las telas que sirven como fondo, y manipularlas para que en ella se vea a la pareja demostrando afecto. Y jugar con la palabra “sombra” dándole un nuevo significado de lo oculto, lo que está en la oscuridad; y conectarla con la palabra “intimidad”.

 


Nuestras sombras

S25C-918041815210

Una vez intervenida, la foto cambia de significado. Ahora la sonrisa de los retratados en vez de forzada, parece cómplice. Como si escondieran un secreto. Incluso parece que la postura enfrentada que antes los hacía parecer distantes, ahora se ha transformado en una forma de retratar su fortaleza. La pareja es un equipo, que posan orgullosos de su reciente unión civil.
Incluso si no se están mirando a los ojos, la fotografía sugiere que algo mas importante los une: la intimidad. Esa en la cual pueden expresar su cariño libremente.
En sus siluetas recortadas en las sombras se plasma la relación que tienen puertas adentro, cuando no se ven obligados a ser políticamente correctos.


En cuanto a la banda sonora quise que reflejara la impaciencia que sienten los novios por estar solos. Por ello la utilización del sonido del reloj. Ellos cuentan los segundos.
El resultado obtenido es una mezcla de distintos sonidos que inquieta al espectador. Produce ansiedad.

Me presento

Mi nombre es Amparo. Tengo 21 años y  actualmente estudio la carrera de Diseño de Imagen y Sonido en la FADU. Elegí la UBA principalmente porque me atrajo la idea del gran intercambio cultural que ofrece. Ademas de proporcionar una formación no solo académica sino también como individuo social.
En este proceso voy a aprovechar todas las herramientas que esta carrera nos ofrece y espero en un futuro poder explotar mi lado creativo y desempeñarme detrás de cámaras